El hundimiento del Titanic televisivo Gran Hermano

Vuelvo de vacaciones. Tenía planeado escribir otro tema a mi vuelta pero el móvil ayer me dejó tirada y he pensado una opción b pese a que se salga algo del concepto de marketing más puro (entendido como agencia, puesto que aquí hay negocio y estrategia, y sea del tipo que sea…). Sabéis que me encanta analizar, a veces cosas importantes y otras no tanto. He decidido plasmar mi análisis del formato televisivo de la edición 17 de Gran Hermano, para los que no me habéis padecido en Twitter. Os voy dejando también pantallazos que había hecho y que me firmemente comparto (dos serán míos, sí).

En primer lugar, nos encontramos ante lo que ya sabíamos: un cambio fallido de presentador. Esto no ha sido lo más preocupante de la gala (y de la línea que va a seguir en sí con los concursantes seleccionados) pese a su importancia pero marca un antes y un después. Prescindir de Mercedes Milá, una profesional que ha sido parte central del éxito del programa junto con la idea en sí (observación neutral y naturalidad), es un gran error. Este error se acrecienta si vemos quién es el relevo: Jorge Javier Vázquez, alguien a quien ya estábamos cansados de ver hasta en la sopa.

No voy a discutir su profesionalidad, que me da igual cuál sea, pero sí a decir que es un perfil muy acertado para otro tipo de programas pero que aquí sobra si no nos queremos salir de los dos valores que decíamos, “observación neutral y naturalidad”, y si no queremos convertirlo en una copia barata de otros formatos de la cadena que los que ve(ía)mos Gran Hermano consideramos aburridos, sin interés y otros calificativos que me voy a reservar .

Si ya antes a mí la gente me decía cosas como “qué raro que tú siendo tan culta veas Gran Hermano” y yo salía a la defensa preguntando por qué tienen que ser opuestos ahora ya no imagino qué podrán decir y de manera justificada y sin que yo pretenda siquiera defenderlo.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-18-47-49

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-19-10-28

Pese a todo esto, que era lo que ya valorábamos muchos antes, lo peor no se queda ahí. Incluso el cambio fallido de presentador, nada más ni nada menos, se ha quedado atrás al ver el guión. Me duele más hacer este apunte por lo mucho que me gustaba el programa y por cuestiones varias. Pero saco pecho y ahí va el análisis.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-19-11-22

El valor que tenía el programa era observar a la gente normal o al menos representativa en un entorno natural cuando se olvida de que está siendo observada. Con tantos arreglos y sorpresas que en realidad no consiguen ya ni ser originales por tipo (“vamos a engañarles”, y así todo el tiempo) ni por frecuencia (muchos en poco tiempo) eso se pierde.

Yo personalmente digo “no” a las innovaciones en algo que es fundamentalmente de personas como es este programa. Y si hay al menos que sean buenas y originales, y no tan de seguido. La suma de muchas sorpresas es igual a cero. Ya los juegos tipo repesca me parecían malos pero podía tolerarlos, pero este circo de ahora ya sobrepasa mi umbral. Yo quiero ver VIDA, no ficción. Si no, me pongo una peli.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-19-10-54 captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-19-11-12

Presentador (aunque menos grave), trucos (en tipo y frecuencia) y… un casting fatal. Ese es el elemento que me queda. No me meteré con las personas concursantes porque, uno, están en el perfecto derecho de hacer un papelón; dos, están en el perfecto derecho de ser como son. Me meteré con la selección: es siempre el mismo patrón de persona y basado en lo mismo. Todos afirman ser supuestamente diferentes y guapos y arrasar por donde pasan. Y todos jóvenes además. Todo lo mismo; un rollo. Una Fresita está bien, una Paula pasa, pero ¿esto? Poned algo creíble, haced el favor. Se ha pasado el umbral de lo ficticio y arreglos demasiado.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-19-11-39

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-19-10-20

No me atrevo a decir si esto tendrá éxito o no. Habrá gente nueva tipo Mujeres, Hombres y Viceversa pero te cargas un programa que atraía a otra clase de perfil de audiencia/consumidores, en el que me incluía. Lo que sí sé es que yo, y probablemente más personas como yo, no lo veré. Los jueves libres, por fin, ea. Gracias por convertir un formato que siempre he defendido en un programa “low cost”.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-19-10-45

https://www.linkedin.com/in/nahir-vallejos-amil-7a906834

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s