La creatividad en tiempos del coronavirus

La creatividad es algo apasionante. Y algo sobre lo que me gustaría hacer dos reflexiones. En primer lugar, es una capacidad del cerebro que todos tenemos, más allá del aura soberbia del “soy creativo” que en ocasiones corre por las venas de un publicista, si bien es verdad que no todos tenemos el mismo talento o proporción, ni todos la trabajamos en la misma medida.

En segundo lugar, no es necesariamente una idea superartística que encandila; es una capacidad que permite dar respuesta a un problema combinando elementos ya existentes, de manera que nos ayuden a dar una solución eficaz. Cuanto más eficiente, más creativa es la idea. De esto a veces nos olvidamos en un contexto donde solo importa lo que brilla y donde solo ganar premios es la obsesión de muchos. Y donde llamar la atención (en general, ya no solo en el mundo de la publicidad) parece un imperativo.

Si hay algo que corrobora estas dos características es la actual crisis del coronavirus, que ha demostrado cómo ante situaciones muy complicadas el ser humano tiene la capacidad de agudizar el ingenio.

Sigue leyendo AQUÍ

Pifiaditas del marketing y la comunicación (II): ni el coronavirus ni la mujer

Bueno, aquí estamos una vez más. Siempre tuve ideas y artículos pendientes, no siempre ganas, la verdad. Pero pasaré por alto tanto los planes como las ganas para hablar de una campaña que vi hoy, 9 de marzo de 2020. Me llamó la atención que era tendencia promocionada en Twitter el hashtag ‘#NosHemosCoronado’.

Lo que yo pensé primero fue que se trataría de alguna marca que haya apostado por una campaña cercana al reciente Día de Internacional de la Mujer, tras las menciones que vi en redes sociales que comparaban la preocupación por el coronavirus con una preocupación remarcada como menor respecto a los asesinatos por violencia machista antes del 8M, así como por un cartel que se difundió por el mismo medio de la manifestación del mismo día, en el que se leía ‘Mi corona, tu virus’.

Coronadas

Imagen cedida por Sergio Martín 🙂

Sigue leyendo AQUÍ