‘IV Tech Experience Conference’: Conexión tecnológica y emocional

Hola. ¿Recordáis que iba a ser el ‘IV Tech Experience Conference’? Pues ya ha pasado. Sí, no se me ocurría nada mejor pero quería dar el pistoletazo de salida. De alguna manera. Y la verdad es que me ha parecido un encuentro muy interesante: está muy bien pensado porque intenta contar con todas las últimas novedades tecnológicas, útiles para el marketing y la comunicación, pero también favorece el networking con dinámicas que hacen que no sea forzado ni de vergüenza entablar una conversación con otros asistentes.

Sigue leyendo AQUÍ

Llega la ‘IV Tech Experience Conference’ con algo de “marca personal digital”

Por fin puedo sentarme (bueno, metafóricamente, que frente al ordenador suelo pasar bastantes horas de mi vida) a escribir sobre algo de lo que os quería hablar desde hace tiempo. Pero el ritmo de la vida es el que es, y mejor si es frenético y no nos aburrimos 😉

El próximo jueves, 30 de marzo, tendrá lugar en Madrid la cuarta edición de ‘Tech Experience Conference’, un evento de tecnología, marketing digital y neuromarketing que promete un formato rompedor e interactivo que tiene como objetivo inspirar a los asistentes para crear nuevos proyectos, innovar y construir una comunidad de profesionales. Cada asistente formará parte activa del encuentro a través de actividades de gamificación, haciendo “match” con otras personas por medio de la app del evento, compitiendo para conseguir un masaje o una cerveza gratis y hablando con los ponentes directamente.

Sigue leyendo AQUÍ

Lo mejor de #enamoraMKD: la lucha agencia – anunciante final en la conquista de influencers

Hoy ha tenido lugar la tercera edición del evento “Enamorando al consumidor”, organizado por Marketingdirecto.com. El hotel NH Eurobuilding ha acogido a profesionales del sector del marketing y la comunicación, tanto de agencias como de marcas finales. Como siempre, ha tenido un enfoque interactivo con los asistentes; no solo por la importancia que se le daba a las preguntas del público, al que siempre se animaba a participar, sino también por un gesto pequeño que daba voz a todos y a la vez servía (o podría) servir estratégicamente al organizador. En el kit para los asistentes se incluía una simple tarjeta en la que la gente podía contar una experiencia negativa, por un lado, y una crisis en redes sociales que hubiese visto, por otro.

Sigue leyendo AQUÍ